Los mantecados y los huevos de pascua

Aprovechando estas fechas de Semana Santa, se me han agolpado innumerables recuerdos, todos ellos relacionadas con estos días estivales. Comenzábamos la Semana Santa con el viaje entre las inacabables curvas de la Sierra de Gredos, y con la ilusión de quién va a ver a sus amigos de la infancia, algunos de nosotros, no nos veíamos desde las vacaciones de verano.

Recuerdo que por esas fechas, siempre llovía o nevaba, los braseros y las chimeneas estaban encendidas desde primera hora de la mañana, y los días se pasaban, bajo el techo del portalillo de la Iglesia jugando al Mus o al Cinco y Caballo, estas partidas solo se veían interrumpidas por las visitas de las mujeres para preparar la Iglesia, la llegada del cura para dar sus homilías, y los fieles a rezar y asistir a las procesiones.

Durante estos días nuestras abuelas llevaban leña al horno para hacer los famosos mantecados y hornazos típicos de estas fechas. Los mantecados tenían diferentes formas: cuadrados, redondos, trapezoidales…recubiertos de azúcar y que durante los meses siguientes había que ir a buscar en el fondo de las tinajas de barro de la despensa. El hornazo, sin embargo, duraba poco, estaba hecho de una masa de color rojiza, y rellena de chorizo, magro, huevo duro y lomo, y había veces que estaba tan seco que provocaba hipo en el primer mordisco. Sin embargo, todos estábamos deseando comerlo.

Pero el día grande, era el Domingo de Pascua, mi abuela iba a recoger unas raíces que crecían en una pared de la Huerta de los Canteros, y con las que, una vez hervidas, teñía los huevos, para hacer nuestros huevos de pascua, allí no los había de chocolate. Ese domingo por la tarde, era típico, ir con nuestros huevos morados a rodarlos a las Eras del Romo, y una vez rotos, comérlos¡¡ Ahora lo pienso y no sé cómo podíamos comernos esos huevos duros una vez que habían sido rodados por el suelo entre la hierba seca….en fin…..qué cosas…..

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Veranos al sol

Comenzaba el verano en Navalperal  a un ritmo diferente del que lo hacía en el resto del mundo. Allí el verano llegaba más tarde, y sólo duraba las horas de sol. Por la noche desaparecía el abrasador calor, dando paso a un maravilloso cielo estrellado, a una brisa que nos obligaba a abrigarnos y tener que dormir con una manta en la cama.

Cuando llegábamos, mi abuelo, ya había comenzado la siega del heno en los prados, el cual se dejaba secar varios días al sol, para a los pocos días, recogerlo en los ameales. Además, a finales del mes de julio, también comenzaba la siega del centeno y la cebada.

A nosotros nos encantaba acompañar a mi abuelo a la era, porque entre otras cosas, a la vuelta podíamos volver montados en Frade y Canario, los dos burros de pelo corto, que siempre le acompañaban, y que con paso lento cruzaban el pueblo, varias veces al día.

En la era pasábamos varios días, nosotros nos sentados tras mi abuelo en el trillo, a veces nos dejaba a nosotros al mando, pero los animales eran listos y se salían de la parva, porque sabían que detrás, en el trillo, no iba alguien con autoridad.

Uno de los mejores momentos, tanto cuando se recogía el heno, como cuando se trillaba, era cuando llegaba mi abuela, con su pañuelo a la cabeza, un gran mandilón y dos cestos de comida llenos de cazuelitas. Recuerdo que esos días comíamos cocido bajo la sombra del roble de la era o del sauce del prado. Sobre todo me acuerdo de los garbanzos, la carne, el chorizo, el relleno y la panceta con pan.

Ahora, ya no se trilla en la era ni se recoge el heno de los prados de la misma manera, la gente se ha hecho mayor y las horcas, trillos y rastrillos han dado paso a modernas empacadoras que facilitan el trabajo, eso sí, el cocido se sigue comiendo bajo la sombra de los mismos árboles.

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

Cuando llegaba el calor del verano

Cuando nos daban las vacaciones en el colegio en el mes de junio, la primera pregunta a mis padres era, ¿cuándo nos vamos a Navalperal? No solíamos tardar mucho en ir, el calor del verano en Madrid, hacía que partiéramos cuanto antes, nos despedíamos de nuestros amigos, y tomábamos rumbo hacia allí, no sin antes pasar a comprar por la librería, el famoso Vacaciones Santillana, para que no se olvidara lo que habías aprendido durante el curso.

Libro, que por cierto todas las mañanas durante las vacaciones, lo abríamos y lo cerrábamos casi con la misma rapidez, la mayoría de las veces volvía a Madrid vacío, por suerte éramos buenos estudiantes y nos perdonaban los deberes muchos días.

El primer recuerdo que guardo de ese viaje, es el Seiscientos de una de mis tías, en el que toda la familia íbamos de vacaciones: mi padre, mi madre, mi tía al volante y nosotros tres. Y por supuesto, había que añadir: ¡las maletas para todo el verano! Me pregunto muchas veces… ¿cómo podíamos viajar todos en ese minúsculo espacio? Ahora sería impensable.

Esa mañana en el desayuno, no podía faltar la amarga Biodramina, nuestra gran amiga en cada viaje, nos acompañaba siempre, a la ida y a la vuelta. Maletas preparadas y rumbo hacia las vacaciones.

Con la llegada del calor, comenzaba el verano y también llegaban, los reencuentros, los baños cada tarde en el río, los primeros amores, las excursiones en bicicleta, los partidos de fútbol, las acampadas en la sierra,  y otros momentos inolvidables que han quedado guardados en mi recuerdo para siempre.

Los compartiré.

Publicado en Sin categoría | 14 comentarios

Mi primer tweet

El primer tweet que escribí, no se me olvidará jamás, fue “Trabajar y trabajar”, debió ser una de esas semanas interminables, cuya única inspiración te lleva a seguir pensando en el trabajo hasta cuando ya no deberías, quizás una semana como esta…

Recuerdo que cuando creé mi usuario en Twitter, @barrogante, me sentí algo sola en esta red, pensé, y ahora ¿A quién sigo? ¿Qué puedo compartir? ¿Qué escribo? ¿A quién le puede interesar lo que yo vaya a decir?….

Quedó ese tweet en el olvido, hasta que casi un año después, me dije, voy a ver si soy capaz de poner cara a este huevito sobre fondo azul…., y empecé a compartir pensamientos, ideas, pareceres, estados de ánimo, sentimientos, noticias.

Y casi de forma simultánea, comencé a recibir cariño, amistad, aprecio, afecto, ternura, fraternidad, que se ha ido multiplicando hasta alcanzar límites inimaginables.

Gracias a esto, tengo y he tenido la suerte de conocer a personas fantásticas, inteligentes, indignadas, críticas, incorregibles, alegres, insatisfechas, optimistas, pero sobre todo, personas de una gran valía y un grandísimo corazón.

Será mañana, en el Primer Tweets & Beers de la Universidad Carlos III de Madrid, donde podré comenzar a desvirtualizar a parte de esas personas que tanto venero y aprecio en la red.

Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos.
Antoine de Saint-Exupéry. El Principito

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Mira de Gredos

El pasado sábado, un grupo de amigos, subimos a La Mira, éste es el punto más alto de la vertiente sur de la Sierra de Gredos, que se encuentra a 2.343 metros de altitud. Es un recorrido exigente al que se llega desde la plataforma del Nogal del Barranco en el pueblo de Guisando (Ávila).

Comenzamos la excursión a las 8 de la mañana, las predicciones meteorológicas indicaban que habría lluvia a partir de la 1 de la tarde, y eso nos hizo acelerar en la subida, para que no nos alcanzaran las tormentas en el descenso.

El recorrido es espectacular, se asciende por un camino sinuoso, siempre picando “hacia arriba”, que se va haciendo más duro a medida que avanzamos. El primer hito es lo que se conoce con el nombre de la Apretura, allí se cruza una garganta con agua cristalina y fría fruto del deshielo primaveral, desde ese punto, ya pueden verse las canales de Los Galayos, esbeltas agujas graníticas y milenarias, y sueño de cualquier escalador que se precie. De ahí hasta llegar al Victory, hay que ascender por un camino interminable en forma de zetas, la llegada al refugio nos marcará la última etapa hasta la ascensión.

Desde la puerta del refugio, acompañados por las cabras hispánicas, puede verse a experimentados escaladores abriendo nuevas vías y subiendo a los picos más emblemáticos como el Torreón o el Gran Galayo. Tomamos algo de aire y seguimos ascenciendo bajo la mirada callada de Los Galayos.

El último tramo se hace duro, casi hay que gatear para llegar a la portilla, pero merece la pena asomarse a la vertiente norte, y ver a lo lejos el Circo de Gredos: el Morezón, el Almanzor, el Ameal de Pablo, esa gran masa de granito gris que es el Circo, solamente coloreada por un leve tono rosa producto del feldespato.

A diferencia de dónde venimos, la zona norte está a mayor altitud, es más árida, el olor de las jaras, los altos pinos verdes y los enebros del sur, dan paso a los piornos en flor, matorral bajo teñido de un fuerte color amarillo.

En La Mira pudimos estar poco tiempo, comenzó a hacer frío y las oscuras nubes empezaron a engancharse en las altas cumbres amenazando tormenta, lo mejor que podíamos hacer era comenzar a bajar cuanto antes, una tormenta en esas alturas, es mejor no pasarla, y lo digo por experiencia….

¡Al final no llovió! Quedó una bonita tarde calurosa, y pudimos disfrutar de una excursión que os recomiendo.

Gracias a las Gemelas (Pilar y Mercedes), Plane, Nina, Fran, Josué, Irene y Garro.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Ya lo pensaré mañana….

En estos días, en mi familia, estamos viviendo días de profunda tristeza, incertidumbre, dolor, impotencia y donde vivir y disfrutar el presente no es sólo nuestra única prioridad sino nuestra máxima aspiración.

Hay momentos, en los que es difícil pararse a pensar más allá de lo que vamos a hacer dentro de un minuto, y por ende, mucho más complicado saber qué vas a hacer el día de mañana, pero nuestros planes en estos días, giran en torno a las visitas diarias al hospital a mi tía Pilar y acompañarla en sus últimos días.

Pilar igual que Escarlata O’Hara ha sido una gran luchadora, perseverante, independiente y con empeño en conseguir y demostrar que merece la pena vivir cada instante. Mientras esperamos que llegue su momento, imaginarla de otra forma, me resulta imposible.

Hoy estoy muy cansada para pensar, ya lo pensaré mañana.
Después de todo, mañana será otro día.
Escarlata O’Hara

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

La casa vieja

 

Mis abuelos maternos son de un pueblo de la parte norte de Gredos que se llama Navalperal de Tormes (Ávila), a unos 20 kilómetros del Parador Nacional de Gredos. Es un pueblito pequeño, que ahora cuenta con apenas 40 habitantes y donde he pasado junto con mis hermanos, momentos irrepetibles de nuestra infancia.

Mis abuelos y mis tíos vivieron en esta casa, la casa vieja, hasta que hace ya bastantes años se edificó otra casa más moderna, quedando relegada a guardar recuerdos pasados.
 
Como soy la mayor de los nietos, he tenido la suerte de pasar algunos años en ella, una casa que tenía un portal donde mi abuelo, dejaba sus aperos y donde en verano se sentaba mi abuela a coser porque era el lugar más fresco; desde allí se pasaba a la cocina, oscura con una grandísima chimenea por donde entraba un pequeño hilo de luz, con la matanza colgada del techo y unos grandes bancos corridos junto a la lumbre.  
 
En la cocina había una pequeña despensa, donde mi abuela hacía todos los días el queso con la leche que mi abuelo ordeñaba diariamente a las cabras, también era muy oscura, y olía a leche rancia, sobre las estanterías descansaban los quesos, que luego se venderían en el mercado del pueblo cercano. Allí, junto a la puerta, siempre estaba colgada la romana para pesar los quesos, un cuartillo para medir la leche, y la hoz para cortar las mieses.
 
Recuerdo que nos bañaban en un balde grande de agua en la puerta de esa casa, y que mi abuela lavaba las ropa en el riachuelo que pasaba por la puerta, tendía y blanqueaba la ropa  en las paredes y cuerdas cercanas, en verano se dejaban los garbanzos secar sobre una manta, se daba de comer a las gallinas y en los duros inviernos salían a por leña que apilada descansaba en la cuadra próxima.
 
Ahora sólo son recuerdos…
 
La foto es de José Luis Crespo Monje (www.hongosdegredos.com)
Publicado en Sin categoría | 14 comentarios

La carrera de sueños

La carrera de sueños

 
 
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
 y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.
La vida es sueño de Calderón de la Barca
 
Durante todas los días de nuestra vida: soñamos, unas veces nos acordamos y otras no, a veces son pesadillas que hacen que nos despertemos sobresaltados, otras es un sueño tan dulce que cuando suena el despertador no hubiésemos querido nunca despertar y seguir viviendo en ese otro mundo que estamos viviendo en el subconsciente.
 
Otras veces nos ocurre, que los mejores sueños son los que tenemos cuando estamos despiertos, éstos no son sueños, sino deseos, ilusiones….aquellos en los que pensamos que no hay injusticias, violencia, pobreza, envidia, etc..
 
Pero sin lugar a duda los mejores son aquellos en los que soñamos que somos princesas de cuento con sapitos que se convierten en príncipes azules, corsarios del Caribe, intrépidos Indiana Jones, o grandes escaladores que ascienden a la cima del mundo en el Everest.
 
Como todavía tenemos espíritu vacacional, vamos a posponer La carrera de sueños, (en lugar de celebrarla hoy), os animamos a que nos contéis vuestro sueño en solamente 140 caracteres, usando el hastag #inp a partir de las 19 horas en Twitter el miércoles 4 de mayo ¡¡a ver si conseguimos ser TT mundial!!
 
Se puede utilizar para mayor comodidad http://www.twitlonger.com/ que admite textos más largos teniendo la precaución de dejar una primera frase de máximo 120 caracteres ya que a partir de ahí twitlonger crea la url de acceso al texto completo.
 
Quienes vayáis solo a leer podemos hacerlo cómodamente con http://tweetchat.com/room/inp
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Mi primer post

Supongo que todos empezamos alguna vez algo, y además esperamos que esa nueva experiencia sea buena, hoy empiezo este cuaderno de bitácoras, animada por varias personas, y muy especialmente a @caval100, @zarzalera y @jivagos, me han dicho que tengo muchas cosas que contar y que además puedo hacerlo bien….vaya responsabilidad….¡¡

Mi vida creo que es muy sencilla, me gusta vivir, y eso es lo que os contaré por aquí, la vida es breve, y hay que vivirla intensamente, disfrutando de todas las cosas que tenemos alrededor, la familia, los amigos, ….

Espero que podamos compartir muchas cosas.

Un beso

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios